De viviendas sociales a barrio de la luz

Creación participativa. Mediadoras artísticas Ángela García Dueñas, Teresa Moreno y Eva Santos. Proyecto cofinanciado por la Dirección General de Inmigración del Ministerio de Asuntos Sociales y el Ayuntamiento de Archena

El espacio donde se ubica este barrio es una pequeña colina a la cual se accede por unas calles empinadas, entre éstas y las “Casas rosas” se encuentra un pequeño terraplén que da la bienvenida al barrio. Junto a este lugar están los cubos de la basura, por lo que se halla bastante sucio e inutilizado.

Con el fin de transformar la zona de acceso se realizó una primera fase que consistió en trabajar con los asistentes a los talleres de refuerzo escolar. Allí se cuestionó el  nombre asignado al barrio: “Casas rosas” que había sedo tomado por el color que en principio tuvieron estas viviendas (en la actualidad son amarillas).  -Se podría llamar “Barrio de la luz”- afirmó un niño. Esta sugerencia se debe a que es un lugar muy luminoso durante todo el día y todo el año. A partir de este nuevo nombre se trabajaron los bocetos que nos servirían para realizar la intervención.

Un fresco domingo de diciembre, se convocó a todos los niños y niñas, por supuesto los adultos estaban también invitados a participar en el trabajo definitivo. Los operarios del ayuntamiento habían preparado la zona previamente y con tubos de cemento se había escrito la palabra “luz”. Estos tubos servirían para evitar que la rampa que tenía el espacio no fuese peligrosa. Hemos comprobado cómo se han convertido en bancos para sentarse. En el dibujo final se incluyeron varios soles para expresar mejor el sentido del nuevo nombre. El cemento se fue tiñendo de colores y con algunas espátulas y muchos guantes de goma, para evitar quemaduras en las manos, el trabajo quedó concluido. Tomamos chocolate caliente y algunos dulces. El día se convirtió en una fiesta compartida.

Leer más